Implantes inmediatos

Son implantes inmediatos aquellos que se colocan en el misma intervención que se hace la extracción del diente, con la única diferencia de que en este caso no se coloca la corona temporal sobre el implante.

De esta forma  se reduce el tiempo de espera desde que se extrae la raíz hasta que se colocan los implantes, y no hay que esperar varios meses para que el hueso se regenere antes de poder colocar los implantes,que podrían ser entre 3 y 5 meses dependiendo de la ubicación de los implantes dentales.

Este procedimiento se basa en la denominada extracción atraumática de la raíz (con un osteotomo especial se «cortan» los ligamentos periodontales para preservar las paredes óseas obteniéndo así el mejor lecho posible para el implante dental), junto con técnicas como el uso de implantes de dimensiones adecuadas y superficies especialmente tratadas, y en algunas ocasiones la aplicación de técnicas de regeneración ósea con factores de crecimiento o hueso autólogo o heterológo.

No obstante cada caso individual es distinto y cada persona es un mundo e incluso dentro de la misma boca es frecuente que haya unos lugares más problemáticos que otros, por lo que el especialista debe ser capaz de hacer un diagnóstico previo, claro y preciso para aplicarlos protocolos establecidos con las suficientes garantías.